¿Os imagináis una ciudad entera hecha de pan? Pues ya es una realidad, la artista sueca Johanna Martessson la recreo para los A’Design & Award Competition.

La fotógrafa estuvo haciendo una ciudad de pan durante ocho meses y después dejo pasar seis meses más para ver y fotografiar como la misma se degradaba.

El objetivo de esta serie de fotos era demostrar que si los humanos desapareciéramos de la tierra, en quinientos años las ciudades estarían llenas de plantas y animales, muchos edificios no se aguantarían, y poca presencia quedaría del paso de los humanos por la tierra.

Curiosa historia, ¿no? Si queréis ver todas las fotos de este proyecto podéis entrar en la web de Decor Photoinstallation by Johanna Mårtensson.