FORN_LLENYA

Hace unos meses en Italia, cuna de la pizza, empezaron a señalarse los hornos tradicionales de leña como responsables del augmento de los niveles de contaminación muy por encima de lo permitido por ley. El motivo, se ha demostrado que estos equipamientos son altamente contaminantes si no disponen de los filtros adecuados. En consecuencia, para poder seguir con su actividad, se exige a las pizzerías que instalen estos filtros, que son de carbón activo y que evitan que se expulsen partículas finas en el entorno.

Des de la asociación Amar (Associazione Maestri d’Arte Ristoratori Pizzaioli) destacan que el gremio no se opone a cumplir con la normativa, pero que quieren respetar el uso del horno de leña, ya que se trata de una tradición antigua.

En España, a nivel estatal, si se trata de hornos de leña con potencia térmica nominal menor a 1 MW ho existe, de momento, ninguna regulación. Algunas comunidades autónomas como Cataluña, Andalucía, Madrid y Navarra sí que cuentan con normativas que establecen valores límites de emisión en instalaciones por debajo de 1 MW de potencia térmica nominal hasta 50 MW de potencia térmica nominal.